Desde mi cielo

Alice Sebold; 326 págs. en Debolsillo.






Me llamo Salmon, como el pez; de nombre, Susie. Tenía catorce años cuando me asesinaron, el 6 de diciembre de 1973. Si veis las fotos de las niñas desparecidas de los periódicos de los años setenta, la mayoría eran como yo: niñas blancas de pelo castaño desvaído. Eso era antes de que en los envases de cartón de la leche o en el correo diario empezaran a aparecer niños de todas las razas y sexos. Era cuando la gente aún creía que no pasaban esas cosas.”





Sinopsis:

Cuando conocemos a Susie Salmon, sabemos que ya está en el cielo, en su nuevo hogar. Desde allí nos va a relatar, con la inconfundible voz de una adolescente de catorce años, una historia tan inquietante como alentadora: la de su propio asesinato a manos de un vecino y el proceso de recuperación por el que van a tener que pasar sus seres queridos. 
Tras su muerte, Susie contempla cómo la vida continúa sin ella; sus compañeros de colegio rumorean sobre su desaparición, su familia mantiene la ilusión de encontrarla con vida y el asesino se esfuerza en borrar las huellas del crimen. 
Los acontecimientos se suceden al tiempo que Susie se va adaptando a ese lugar llamado cielo, un refugio mágico donde encuentra consejeros que le ayudan a entender la muerte y amigos con los que convivir, un nuevo hogar donde halla todo lo que desea excepto lo más importante: reencontrarse con las personas a las que ama y viven en la Tierra. 



No se me ocurre otra palabra para definir esta novela, que no sea especial. Especial, porque es diferente, pero de una diferencia preciosa y muy difícil de encontrar. ¿Por qué? Pues porque la novela está compuesta a partes iguales de páginas terroríficas y páginas tiernas, así como de realismo y de fantasía.

El libro es terrorífico porque: Susie  nos cuenta cómo la violaron y asesinaron. Lo hace de una forma  sutil y elegante, es decir, se nota que la autora no buscaba en ningún momento la lágrima fácil, el morbo y la violencia, pero a pesar de ello, consigue estremecernos mucho más que si lo hubiera relatado de forma explícita y agresiva. Muy pocos libros me han calado tan hondo como éste.  Supongo que será porque la autora, Alice Sebold, sufrió algo similar (lo leí en una entrevista) sin ser asesinada, obviamente.  Aunque no es autobiográfico, supongo que ha sabido mejor que nadie describir las emociones de Susie.

Siempre he pensado que lo que produce mayor miedo en el mundo, por encima de cualquier engendro sobrenatural,  es lo que pueden llegar a ser y a hacer las personas. Este libro no sólo es terrorífico por el suceso dramático que se cuenta al principio, si no porque  nos obliga a conocer al asesino, nos narra su vida, lo que siente,  sus miedos y temores y nos fuerza a entender el  cómo ha acabado siendo así. Además hay detalles que te dejan de helado.
El libro es tierno porque: aunque el punto de partida es un asesinato, los personajes destilan afecto por todas partes.  Los lectores pueden vivir perfectamente la relación que tenía Susie con su madre, padre y hermana, y cómo a pesar del tiempo, no dejan de añorarla y buscarla en cada pista que se le escapa al asesino. Además también se toca de una manera muy dulce la melancolía que siente Susie por no haberle dado tiempo a vivir un amor.

 Es realista porque la evolución de los personajes es excelente (el lector los ve crecer a través de los ojos de Susie) y acaban dónde tienen que acabar; la historia se hace muy creíble. Y a la vez, es una novela de fantasía, puesto que Susie va al cielo y nos cuenta el ambiente mágico y lleno de encanto en el que está. Además allí conoce a otra niña que le ayuda a entender el lugar en el que está y  a aceptar lo que le pasó.

La narración de Alice Sebold es genial; domina la técnica. Mucho dinamismo en las frases (cortas y largas) y  un ritmo ameno y bonito. Creo que el libro engancha más bien por su forma de narrar y la originalidad de la historia, que por el hilo argumental en sí, el cual, a su vez, no está nada mal.

En resumen, es un libro que a simple vista puede echarte un poco para atrás, puesto que  toca un tema que no es agradable, pero no tiene nada que ver con un drama. Aunque hay emoción y momentos tensos, no hay ni una gota de victimismo, no hay sensiblería barata ni tenemos la sensación de que nos estén manipulando sentimentalmente (como muchas veces pasa en otros libros)

Es una novela mágica y tierna, y a su vez, coges mucho cariño a la protagonista; no puede haber ni una sola persona en la Tierra que le caiga mal Susie. Aunque  el libro es viejo (lo leí hace unos años y ahora lo he releído) es famosísimo así que no tendréis problemas en encontrarlo en las bibliotecas, o pedirlo prestado. Lo recomiendo mucho, por algo Peter Jackson hizo una película de él, ¿no? 









Nota: 8/10



4 comentarios:

  1. Por lo que cuentas sí que parece un libro especial, había visto la portada y me gustaba pero no sabía exactamente cuál era el argumento, creo que si puedo lo leeré
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo muchísimo ;)

      ya me contarás!

      Eliminar
  2. Me gustó mucho el libro, como dices, muy especial, escrito de una manera original, el tema del secuestro de niños se ha tratado mil veces, pero nunca como en este libro. La peli me gustó algo menos, aunque quizá fuera porque la vi después de leer el libro. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele pasar que nos guste más el libro que la peli. Tal vez porque no nos imaginamos los personajes o las situaciones como los imagina el director, pero a mi, en este caso en concreto, la película no me defraudó en absoluto. =)

      Besos!

      Eliminar